Las principales bolsas europeas abren la sesión en negativo, tras la publicación de datos macroeconómicos en China que ponen en duda el futuro del crecimiento mundial. En el Viejo Continente continúa la incertidumbre sobre el brexit, mientras que el euro pierde fuerza frente al dólar, tras la reunión del BCE de ayer.

Las bolsas europeas abren la sesión con caídas

Apertura en negativo de los principales índices bursátiles del Viejo Continente, tras consolidar ayer las subidas de las últimas jornadas.

“La verdad es que resulta algo incoherente que se hayan marcado los niveles mínimos precisamente ahora que se empiezan a arreglar los entuertos del tridente “Guerra Comercial-Brexit-Italia”, señalan los analistas de Alphavalue.

Así, Fráncfort baja un 1,01%; París, un 0,79%; Londres, un 0,89%; y Milán, un 0,80%. El Euro Stoxx se deja un 0,88%.

En la apertura de la sesión, el euro cede frente al dólar y se intercambia a 1,356 billetes verdes, después de que ayer el BCE dejara sin cambios sus tipos y espera que los actuales niveles de tipos de interés se mantengan al menos así hasta el verano de 2019, asegurando que se cumpla con el objetivo de inflación del 2% a medio plazo.

Asimismo confirmó que la compra de bonos finalizará a finales de diciembre de 2018. El consejo de gobierno expuso que tiene la intención de continuar la reinversión al menos hasta que vuelva a subir los tipos de interés o tanto como sea necesario para favorecer las condiciones favorables de liquidez y ampliar la acomodación monetaria.

Por su parte, el presidente del BCE, Mario Draghi, cumplió de nuevo con el guión y con un mensaje de normalización gradual de la política monetaria.

"Los conductores de la recuperación siguen en su lugar, simplemente son más débiles. Aun así, el equilibrio de los riesgos se está moviendo a la baja debido a la incertidumbre geopolítica, la amenaza del proteccionismo, la vulnerabilidad de los mercados emergentes y la alta volatilidad de los mercados financieros", señaló en su comparecencia el italiano.

"El Consejo de Gobierno está preparado para ajustar todos los instrumentos de manera apropiada, para asegurar que la inflación continúe evolucionando hacia el objetivo de manera estable", añadió Draghi, quien sostuvo que todavía son necesarios "estímulos monetarios significativos".

En cuanto a la salida de Reino Unido de la UE, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, anunció ayer que se entrevistará con la primera ministra británica, Theresa May, para mantener unos contactos "de última hora" antes de la cumbre de líderes comunitarios en la que abordarán el brexit.

Por su parte, el titular de Reino Unido para las negociaciones del brexit avanzó que tras la moción de confianza que superó May, el actual acuerdo por el brexit es la única alternativa posible para conseguir la confianza en el parlamento británico, y defiende que ambas partes, Reino Unido y la UE, buscan un acuerdo de salida del club comunitario porque es lo mejor para ambos.

En el apartado empresarial europeo, destaca que el consejo de administración de Renault ha decidido mantener a Carlos Ghosn como presidente ejecutivo del grupo porque, de momento, “no ha encontrado irregularidades en su remuneración”, aunque continuará investigando a partir de los elementos de sospecha que le ha transmitido Nissan.

Carlos Ghosn fue detenido hace unas semanas por supuesta evasión fiscal de un total de 38 millones de euros y la junta directiva de la automovilística tomó la decisión de expulsarle de su cargo.

En la agenda macroeconómica de la sesión de hoy destaca la publicación de algunos datos en China. En concreto, se ha conocido que la producción industrial china ralentizó su crecimiento interanual en noviembre hasta el 5,4%, inferior al 5,9% del mes anterior, que era la lectura esperada por el consenso de analistas. Las ventas minoristas también perdieron impulso, al crecer un 8,1% interanual, frente al 9,0% esperado por el consenso y el incremento 8,6% del mes anterior.

Una vez conocidas las cifras del gigante asiático, destaca la publicación en la eurozona, Alemania, Francia y EEUU de las lecturas preliminares de diciembre de los índices adelantados de actividad de los sectores de las manufacturas y de los servicios, los conocidos como PMIs.