El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Henry Paulson, se negó el martes a revelar el monto del plan de salvamento de los gigantes del refinanciamiento hipotecario Fannie Mae y Freddie Mac, alegando la 'dificultad' de determinar la dimensión del crédito necesario.
El plan elaborado durante el fin de semana prevé un aumento temporal, durante 18 meses, de la línea de crédito de 2.250 millones de dólares concedida por el Tesoro a los organismos de refinanciamiento hipotecario, recordó Paulson. 'Habida cuenta de la dificultad de determinar la dimensión apropiada de la línea de crédito, no proponemos ningún monto específico en dólares', afirmó ante la comisión bancaria del Senado. 'La flexibilidad es la mejor manera de aumentar la confianza de los mercados' en ambos organismos y 'también de minimizar los riesgos para los contribuyentes', añadió. El plan, que requiere la aprobación del Congreso, prevé asimismo autorizar al Tesoro a comprar si fuera necesario, partes de ambas empresas. La Fed y el Departamento del Tesoro anunciaron el domingo un plan de salvamento de Fannie Mae y de Freddie Mac, que constituyen un mecanismo esencial del crédito inmobiliario en Estados Unidos. El anuncio fue realizado cuando los dos establecimientos seguían hundiéndose en la bolsa y las dudas sobre su solidez financiera eran más apremiantes.