El secretario del Tesoro estadounidense, Henry Paulson, ha advertido de que la escalada del precio del petróleo podría ampliar la desaceleración económica de Estados Unidos. Paulson, tras su reunión con el secretario de Hacienda de México, Agustín Carstens, ha señalado que no hay respuestas fáciles para la confluencia de fuerzas que está sacudiendo a los mercados financieros y los consumidores en todo el mundo, como los elevados precios de los alimentos y la energía, y el crecimiento anémico de las economías.