El portavoz del Elíseo, David Martinon, asegura que el Estado, en tanto que primer accionista de EDF, ha indicado a su dirección que "cualquier inversión en España debe hacerse con el acuerdo de las autoridades españolas".Martinon señala que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, hablaron de cuestiones energéticas durante la cumbre franco-española del pasado día 10 en París. Y consideró que esa "voluntad de trabajar en armonía" constituye "un fermento de una política energética europea"."Le Figaro" afirma esta jornada, sin citar fuentes, que
el presidente de EDF, Pierre Gadonneix, ha mostrado ante sus autoridades de tutela el interés del gigante francés por Iberdrola, y que los Gobiernos de los dos países han empezado a reflexionar sobre "el esquema más adecuado".En ese sentido, siempre según el diario francés, se ha considerado una alianza de EDF con ACS, que ya es accionista de Iberdrola."Le Figaro" puntualiza que el desembarco de la eléctrica francesa en el mercado español tiene cierta complejidad, primero porque necesita la aprobación del Ejecutivo español, en vísperas de las elecciones legislativas de marzo, y parece difícil conseguirlo mientras no se resuelva el contencioso entre el grupo Eiffage y su principal accionista, el español Sacyr.