La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) ha confirmado que el consorcio liderado por Sacyr y la italiana Impregilo se ha adjudicado el proyecto de ampliación del Canal de Panamá, cuyo importe asciende a 3.000 millones de dólares. La propuesta de ambas compañías ya fue considerada la semana pasada como la mejor en los apartados técnico y económico.