En la sesión de hoy Oryzon llega a caer más de un 20% después de anunciar que Roche ha decidido abandonar el acuerdo para el desarrollo clínico del fármaco experimental ORY-1001.

ORYZON GENOMICS ha comenzado la sesión con descensos que han superado el 20%, liderando las caídas del Mercado Continuo, una vez que se ha conocido la decisión de Roche de romper el acuerdo para el desarrollo clínico de la molécula ORY-1001 un inhibidor selectivo de la Demetilasa Específica de Lisinas-1 (LSD1) en pacientes con leucemia aguda y tumores sólidos que se realizaba bajo los términos del acuerdo de licencia entre ambas compañías de fecha 1 de abril de 2014.

Tras la comunicación del cese del acuerdo a través de un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el CEO de Oryzon, Carlos Buesa, ha reiterado en una conferencia que la decisión de Roche no está provocada por los resultados negativos de la molécula, sino por una reprioritización interna del pipeline de la compañía.

De acuerdo con los términos del acuerdo, Oryzon recuperará todos los derechos comerciales y todos los datos clínicos obtenidos por Roche en el periodo en el que ha estado vigente dicho acuerdo.

Según el CEO de la compañía, Oryzon recuperá la molécula “en un desarrollo más avanzado que cuando se licenció en 2014, tras tres años de trabajo conjunto”.

“La molécula está más avanzada y tenemos información más detallada del comportamiento de su comportamiento en diferentes enfermedades”, ha añadido.

Roche finalizará el ensayo en fase uno de cáncer de pulmón que actualmente está en curso antes de devolver ORY-1001 a la compañía que dirige.

Los términos del acuerdo con Roche en abril de 2014 establecen que a partir de la fecha de ayer, hay un plazo máximo de seis meses para que la devolución sea llevada a cabo.

Sobre esta cuestión, Buesa ha aclarado que no se debe esperar a que Roche termine la fase 1 del ensayo de cáncer de pulmón que está previsto que finalice en 2019, si no que finalizará solo “el brazo que está en marcha y ese es el que va a recoger Oryzon”.

Buesa también ha querido resaltar que esta molécula es “la más avanzada clínicamente en desarrollo y la única que ha reportado datos clínicos de fase 1 y 2 en pacientes de leucemia aguda”.

Asimismo, ha considerado que la industria farmacéutica “sigue mostrando un gran interés” por ORY-1001.

Buesa ha querido dejar claro que Oryzon seguirá desarrollando ORY-1001, para lo que ya ha puesto en marcha un equipo interno que trabajará con los oncólogos del consejo científico asesor de la compañía, con el objetivo de “explorar las mejores opciones”, para que una vez Roche devuelva la molécula, Oryzon pueda iniciar los ensayos clínicos sin retraso.

También ha defendido que la decisión de Roche no tiene consecuencias en el balance de Oryzon y que no afecta a su capacidad de seguir desarrollando el negocio.

En este sentido, ha afirmado que Oryzon está convencida de que continuar con los ensayos de  ORY-1001 “entra dentro del rango financiable de la compañía", auqnue "obviamente tendrá que hacer un esfuerzo y ver cómo reordena su esfuerzo inversor entre los diferentes programas”.

En cualquier caso, la compañía ha reiterado que Roche tiene el compromiso con el ensayo clínico que está puesto en marcha. “Vamos a trabajar a partir de las próximas semanas codo con codo con ellos para intentar agilizar ese traspaso “, ha dicho Buesa.

El CEO de Oryzon también ha explicado que la compañía intentará licenciar este activo con otra empresa, aunque hasta entonces Oryzon lo desarrollará con financiación propia, y ha subrayado que un tiempo después de firmar el acuerdo con Roche, varias compañías se mostraron interesadas en la epigenética, por lo que confía en que haya interés de la industria farmacéutica por ORY-1001.

Estará disponible un enlace a la web de Oryzon con dicha conferencia.