El rebote del oro que nace en junio 2012 rompe con la normalidad anterior, lo que genera la probabilidad de experimentar réplicas alcistas en los próximos meses nuevamente hacia cotas de 1800 dólares.

 A corto plazo mantiene una estructura bajista normalizada debajo de 1700 dólares, cota que de romper genera una señal de cambio y compra. Los indicadores diarios rompen al alza en sus parámetros adelantando un escenario alcista en precio. Soportes relevantes en 1635 y 1560 dólares. Compraríamos con la superación de 1700 dólares.

Recomendación: COMPRAR CIERRES ENCIMA 1700 dólares