El operador francés Orange, filial de France Telecom, y los inversores húngaros Mid Europa Partners, se hicieron hoy con la totalidad de las acciones de ONE, el tercer operador de telefónica móvil de la república alpina. Orange y Mid Europa Partners se impusieron en la subasta por el control de ONE a la holandesa KPN, mientras que la egipcia Orascon y la rusa Alpha Group ya se habían despedido del proceso en etapas anteriores. ONE aseguró en un comunicado que en principio el 65% de la compañía quedará en manos de los inversores húngaros, y el 35% restante lo tendrá Orange. Aún así, Orange aseguró que su apuesta por el mercado austríaco es a largo plazo y no se descarta que pueda comprar el paquete de acciones de sus socios húngaros o aumentar su participación en la empresa en el futuro.