El operador de cable ONO entró en beneficios en el primer semestre con un resultado neto de un millón de euros sin tener en cuenta atípicos, frente a una pérdida de 35 millones en el mismo periodo de 2006, informó hoy la empresa. ONO aceleró en el periodo la amortización de fondos de comercio anteriores a la compra de Auna, medida que representa el principal componente de un gasto extraordinario de 205 millones de euros. Si se contabilizan estas cargas, la compañía registró unas pérdidas de 200 millones de euros en el semestre. El beneficio operativo (Ebitda) acumulado de la compañía que preside Eugenio Galdón ascendió en el semestre a 308 millones de euros, lo que representa un incremento del 14,9% sobre el registrado durante el mismo periodo del año anterior, de 268 millones.