El comisario de asuntos económicos Olli Rehn considera que el crecimiento de la eurozona no es suficiente.
La economía de la zona euro registró en el cuarto trimestre del año un crecimiento del 0,3% respecto al trimestre anterior mientras que en términos interanuales el aumento de la actividad fue del 2%. Todo ello según datos publicados por Eurostat.