Olivant Advisers, el grupo de capital riesgo interesado en la compra del prestamista en dificultades Northern Rock, ha propuesto un acuerdo a las autoridades del Reino Unido por el que devolvería la línea de crédito de emergencia concedida por el Banco de Inglaterra antes que la propuesta rival de Virgin Group, según fuentes cercanas a la situación. En una reunión celebrada el lunes con el Tesoro británico, el Banco de Inglaterra y la Autoridad de Servicios Financieros del Reino Unido, Olivant presentó un plan para pagar 11.000 millones de libras esterlinas de los 25.000 millones de libras que Northern Rock debe al banco central, con la promesa de abonar el resto en un par de años.