La constructora ha decidido redimensionar el grupo y centrarse en las actividades de construcción y promoción de concesiones.

El grupo constructor OHL ha anunciado que va a llevar a cabo una redimensión para centrarse en las actividades de construcción y promoción de concesiones, lo que supone una concentración de su actividad en tres áreas geográficas con atractivo potencial: Estados Unidos, Latinoamérica y Europa. Aplicando esta nueva estrategia selectiva, parece haberse limitado significativamente el riesgo de los proyectos.

La compañía espera además, poder reducir costes de estructura un 50% antes de la segunda mitad de 2019 consecuencia de la reestructuración de la plantilla y la salida de los proyectos en geografías y divisiones no estratégicas, por lo que esperan cerrar desinversiones por 270 millones de euros antes del final del segundo trimestre de 2018.

La constructora se ha fijado el objetivo de mantener la deuda neta por debajo de cero, y teniendo en cuenta que actualmente cuenta con una posición de caja neta por unos 1.200 millones de euros. Según palabras del CEO de la compañía que afirmaba estar pendiente de estudio y aprobación el pago de un dividendo este año, Renta 4 baraja un pago de entre 1 y 3 euros por acción, sin descartar que pudiese ser superior en caso de una mejora significativa del circulante al final de año.

Según Renta 4, los objetivos de OHL para 2018 son: alcanzar unos ingresos de entre 2.500 y 3.000 millones de euros, con un margen bruto superior al 8% y un margen EBITDA superior al 5% apoyado por la reducción de costes. La entrada de grandes proyectos también debería apoyar esta mejora, por lo que estaremos pendientes de la evolución trimestre a trimestre.

Renta 4 mantiene cautela a la hora de calcular las estimaciones debido a lo poco razonables que parecen los objetivos, por lo que esperarán a ver lo que demuestre la compañía trimestre a trimestre. El precio objetivo fijado es de 5 euros por acción, con un potencial superior al 35% desde la cotización actual, siendo clave el importe del dividendo a repartir.