OHL se ha adjudicado, en UTE al 50% con NCC su primer proyecto en Suecia para mejorar la línea existente entre Lund y Arlöv (Malmö), una de las rutas de ferrocarril más transitadas del país sueco, por importe de 215 millones de euros

Según ha comunicado OHL en una nota de prensa, el consorcio bordará la construcción del primer tramo de 8 kilómetros entre las ciudades suecas Arlöv-Flackarp, en tanto que los adjudicatarios tendrán la opción de contribuir en el diseño del tramo colindante de 3 kilómetros, entre Flackarp-Lund, y, posteriormente, entrar en un periodo de negociación con el cliente para continuar con su construcción.

El proyecto incluye la construcción en paralelo a la línea existente de 5 kilómetros de dos vías temporales por donde discurrirá el tráfico ferroviario durante la construcción.

OHL ha destacado que la ejecución contempla la realización de cuatro vías en lugar de las dos existentes, para lo que se realizará un rebaje hasta seis metros de profundidad en 5 de los 8 km de la traza, incluyendo un soterramiento de 400 metros próximo a la estación de Akarp.

El contrato también contempla la construcción de tres nuevas estaciones en Burlöv, Akarp y Hjärup, cuatro pasos superiores y dos inferiores transversales al trazado, así como tres pasos bajo la vía más importante del país (E6/E20) y la ampliación de la misma a tres carriles por sentido.

Según la constructora española, con este contrato, otorgado por Trafikverket (Swedish Transport Administration, por sus siglas en inglés), la compañía inicia su andadura en Suecia tras entrar en 2015 en el mercado noruego con el EPC (Engineering, Procurement and Construction) Ski, enmarcado dentro del Follo Line, el proyecto de transportes más importante del país.

Al mismo tiempo, OHL ha indicado que continúa estudiando diferentes proyectos de infraestructuras en Suecia que próximamente va a lanzar un programa de Alta Velocidad.

Los indicadores técnicos de Estrategia de Inversión dan una puntuación a OHL de 3, con una tendencia alcista a medio plazo, pero bajista en el largo, y una volatilidad decreciente en ambos periodos.