El Grupo OHL, a través de su filial en EEUU 'Community Asphalt', lidera el consorcio que ha resultado adjudicatario de la mayor obra pública de la historia del Departamento de Transportes del estado de Florida, en Miami, exceptuando concesiones.