OHL busca entrar en los mercados de China e India con su actividad de gestión de infraestructuras en concesión, dado que está pendiente de lograr contratos de este tipo en cada uno de estos países. Así lo anunció hoy el presidente del grupo, Juan Miguel Villar Mir, quien enmarcó estos proyectos en su intención de mantener la estrategia de internacionalización y diversificación que el grupo sigue desde 2002.
En virtud de esta política de negocio, OHL confía en repetir tasa de crecimiento para 2010, ejercicio para el que, pese a la crisis, prevé aumentos "superiores" al 10% tanto para el beneficio neto como para las ventas y el beneficio bruto de explotación (Ebitda).

Según Villar Mir, esta estrategia le ha permitido "reducir considerablemente" su exposición al sector constructor nacional, "tan afectado por las dificultades presupuestarias de la economía".

"Tenemos mejores perspectivas de futuro hoy que en ningún otro momento anterior por la cartera de obras, por el negocio de concesiones y por la internacionalización, para seguir así creciendo y generando valor para los accionistas, indicó el presidente de la compañía.

Así, para continuar en esta senda, aseguró que el negocio de concesiones absorberá el 80% de las inversiones que realice en 2010. El resto se destinará al negocio de construcción internacional.

En cuanto a mercados foco de su expansión, además de China e India, señaló a Latinoamérica (fundamentalmente Brasil y México) y Estados Unidos, donde OHL sigue negociando la compra de una nueva constructora.

VENTA DE NEGOCIOS NO ESTRATÉGICOS

Esta política de negocio se completa con la desinversión de activos no estratégicos, entre los que citó el negocio de gestión de residencias para la tercera edad, y el mantenimiento del "rigor y la prudencia financiera".

En este sentido, Villar Mir apuntó que OHL ya está estudiando el "momento oportuno y adecuado" para tomar instrumentos financieros a largo plazo (cinco años) que sustituyan a los que vencen en los ejercicios 2011 y 2012 (Unos 800 millones de euros entre bonos y crédito sindicado).

Durante la presentación de los resultados del grupo de 2009, el presidente de OHL calificó de "afortunado" el plan extraordinario de inversión de 15.000 millones de euros en infraestructuras que Fomento lanzará en breve para ejecutar en colaboración con la iniciativa privada en los dos próximos años. No obstante, reconoció que "afectará muy poco" a los resultados de la compañía en 2010.