Las cajas de ahorro españolas constituyen "un sector de riesgo" en el paisaje actual de recesión, sobre todo por su exposición a los créditos inmobiliarios, advirtió hoy el economista jefe de la OCDE, Klaus Schmidt-Hebbel, que dijo que los bancos, por su parte, se encuentran en mejor situación. "Los bancos comerciales (españoles) están en una situación financiera mejor que la de muchas otras bancas en Europa continental y, por qué decir, que en el Reino Unido o en Estados Unidos", subrayó a un grupo de periodistas españoles Schmidt-Hebbel tras la presentación de unas nuevas perspectivas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Atribuyó en parte la salud financiera de la banca española al sistema de provisiones anti-cíclico, que le está protegiendo del hundimiento del mercado inmobiliario.