El presidente de los Estados Unidos Barack Obama notificó al Congreso que extenderá por seis meses, a partir del 1 de agosto, una suspensión de una parte de la ley de 1996 con sanciones a Cuba conocida como Ley Helms-Burton, informó el miércoles la Casa Blanca.  En su mensaje enviado a los dirigentes de comités de Relaciones Exteriores y de Asignaciones en el Senado y en la Cámara de Representantes, Obama dijo que esta suspensión "es necesaria para beneficio de los intereses nacionales de Estados Unidos y adelantará una transición a la democracia en Cuba".  Los presidentes Bill Clinton y George W. Bush habían ordenado suspensiones semestrales de esa parte de la ley.