Fritz Henderson, el nuevo presidente y consejero delegado de General Motors, afirmó entender  las exigencias de reestructuración que la Casa Blanca le exige para poder recibir el apoyo de Washington. Henderson añadió durante una rueda de prensa celebrada en Detroit que GM tiene que profundizar y acelerar la reestructuración siguiendo las pautas dadas ayer por el presidente estadounidense, Barack Obama.