El Euríbor, indicador al que se referencian la mayoría de las hipotecas en España, marcó hoy un nuevo mínimo histórico al situarse en tasa diaria en el 1,468%, después de la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de mantener los tipos de interés en en el 1%.
El Euríbor ahonda en la senda bajista que le llevó a romper el suelo del 1,5% el pasado miércoles por primera vez, y sigue estrechando la brecha con el precio oficial del dinero, ya que el mercado daba por descontado que el instituto emisor europeo no tocaría los tipos.

Los expertos aseguran que el indicador seguirá bajando y cosechando mínimos históricos, aunque advierten que cuando la situación económica se recupere y los tipos comiencen a subir, el Euríbor podría volver a repuntar.

La caída del Euríbor permitirá a las familias ahorrarse más de 2.000 euros anuales por el pago de sus hipotecas, dependiendo del importe del préstamo y de cuándo se contrató, sin embargo, los clientes no están notando los efectos del descenso en su totalidad, ya las entidades están subiendo los diferenciales.

En este sentido, la Asociación Hipotecaria Española advierte del riesgo que conlleva contratar una hipoteca a los actuales niveles del Euríbor, ya que cuando los tipos de interés comiencen a subir, el indicador volverá a iniciar su senda alcista, aunque no creen que vuelva a superar los niveles máximos de 2008.