Nueve cajas de ahorros culminaron hoy una emisión de cédulas hipotecarias por importe de 1.450 millones de euros para obtener liquidez a raíz de las facilidades dadas por el Banco Central Europeo (BCE), informaron hoy a Europa Press fuentes financieras.
En la operación, que comenzó ayer y ha sido ampliamente sobresuscrita, participaron entidades financieras como Caja España, Caixa Penedés, Caja Insular de Canarias, Caja Cantabria, Bancaja, Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), Caja Granada, Sa Nostra y Caja de Burgos.

La emisión se ha realizado a través de Ahorro y Titulización (AyT), la sociedad participada a partes iguales por la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) y Ahorro Corporación, bajo cuyo amparo un total de 18 entidades ya emitieron deuda con aval del Estado por valor de 2.559 millones de euros.

Este tipo de títulos, que cuentan con la garantía hipotecaria de cada entidad financiera, así como de su balance, se ha llevado a cabo bajo la fórmula de cédulas multicedentes a un plazo de cinco años.

El director general de la CECA, José Antonio Olavarrieta, ya adelantó el pasado mes de junio la intención de las cajas de ahorros de realizar una emisión conjunta de cédulas hipotecarias tras la iniciativa del BCE de comprar directamente este tipo de productos con el fin de impulsar el crédito.

Para el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, la compra de cédulas hipotecarias por parte del instituto emisor europeo es un acierto, y España puede considerarse uno de los grandes emisores de este tipo de productos, junto con Alemania y Francia.

La institución presidida por Jean Claude Trichet y los diferentes bancos centrales de la zona euro han invertido ya 1.883 millones de euros en la compra de bonos garantizados en el marco del programa para adquirir hasta 60.000 millones de euros en este tipos de activos, que estará en vigor hasta el 30 de junio de 2010.

El BCE ha impulsado de forma notable la adquisición de este tipo de activos, conocidos en España como cédulas hipotecarias, puesto que si hasta el pasado jueves sólo había invertido 668 millones de euros, la inversión a dia de ayer era de 1.068 millones.

El programa de compras de cédulas hipotecarias, que se inició el pasado 6 de julio, forma parte de las medidas 'no convencionales' aprobadas por el organismo para reducir los costes de crédito e impulsar el flujo de préstamos con el fin de reactivar la maltrecha economía europea.