La renta variable afronta la semana con nuevas caídas pese dejarse en los últimos cinco días un 9 por ciento. El Ibex 35 baja un 1,05 por ciento y se coloca en nuevos mínimos anuales (6.866 puntos) arrastrado por los dos grandes bancos -tras la nacionalización de otra entidad en Islandia y ante el desplome de la banca británica- y por Sacyr Vallehermoso. En el mercado de divisas, la relación el euro y el billete verde se coloca en las 1,2647 unidades mientras que en el de materias primas, el futuro del crudo ligero estadounidense rebota hasta alcanzar los 46,35 dólares en medio de las declaraciones de dirigentes de la OPEP asegurando que los actuales precios no son aceptables.
Jornada de números rojos en la que pese a la indefinición inicial los inversores se decantan claramente por las ventas. Pese a los fuertes retrocesos vividos por la bolsa española en la última sesión, los inversores no encuentran argumentos para tomar posiciones a bajos precios y, a falta de referencias macro o empresariales de importancia, se decantan, como decimos, por los números rojos siguiendo la estela bajista de esta madrugada del Nikkei japonés. Y eso pese al cierre alcista del viernes del Dow Jones pese a que se conoció en esa sesión que el desempleo en EE.UU. aumentó en febrero más de lo esperado –cinco décimas para colocarse en el 8,1 por ciento- para alcanzar su nivel más alto desde 1983. Mientras, también desde la primera potencia económica mundial nos llegan las declaraciones del principal asesor económico del presidente, de Lawrence Summers, animando a los gobiernos de todo el mundo a inyectar más dinero en la economía en un esfuerzo coordinado para impulsar la demanda y superar la recesión. Todo, mientras se publica que el Gobierno y la Comisión Nacional del Mercado de Valores podrían estar estudiando suspender temporalmente las ventas a crédito en valores cotizados, en un intento de frenar la fuerte especulación bajista generada en algunas compañías y bancos españoles. Un punto que el propio ministerio de Economía descartó el viernes. Entre tanto, en una sesión plagada de ventas destacan las alzas de Iberia.

Iberia se desmarca al alza

Las acciones de la aerolínea de bandera Iberia reaccionan con un alza del 6,54 por ciento al anuncio del sindicato de pilotos Sepla en el sentido de que se han roto con Iberia las negociaciones acerca de un nuevo convenio colectivo. Los pilotos e Iberia alcanzaron un preacuerdo en enero, pero aún faltaba la redacción final del acuerdo, preacuerdo que se ha roto sin que esté prevista ninguna nueva reunión. Tras Iberia, los títulos de Mapfre -que ha aprobado la recompra de hasta un 5 por ciento de sus acciones- ganan un 2,82 por ciento, mientras que Telecinco suma un 0,8 por ciento. La cadena de medios baja después de que JP Morgan haya rebajado el precio objetivo de Telecinco y también el de Antena 3. Para Telecinco reduce su precio desde los 7,5 euros anteriores hasta los 5,6 euros. Antena 3, en el mercado continuo, cotiza plana a 3,20 euros, después de que JP Morgan haya revisado su precio objetivo a la baja desde los 5,4 euros hasta los 3,4 euros.

Si nos fijamos en los pesos pesados, vemos números rojos generalizados, con Telefónica abajo un 1,33 por ciento, Repsol con caídas del 0,51 por ciento, Iberdrola con números rojos del 1,5 por ciento y con ventas también en los dos grandes bancos. El BBVA cede un 2,55 por ciento mientras que el Santander cae un 2,9 por ciento, en el día en el que su fondo Santander Banif Inmobiliario efectuará uno de los dos pagos prorrateados previstos para los reembolsos solicitados por los partícipes. Lo ha anunciado la entidad, que en febrero registró peticiones de reembolsos por importe de 3.053,5 millones de euros, lo que representa el 96,8 por ciento del patrimonio total. El fondo destinará un importe equivalente al 10 por ciento del patrimonio al pago "a prorrata" de los reembolsos solicitados hasta el pasado 27 de febrero en dos pagos, uno que efectuará hoy y otro que tendrá lugar el próximo 5 de mayo. 

Gráfico Ibex 35



Sin embargo, los mayores retrocesos en la apertura se los anota Sacyr Vallehermoso, al retroceder un 3,7 por ciento después de que UBS haya reducido el precio objetivo de la compañía a 5,10 euros desde los 8,10, por la rebaja de las estimaciones de beneficios y tras el reciente recorte de precio objetivo de Repsol, participada en un 20 por ciento por Sacyr. UBS baja además las estimaciones de BPA para Sacyr en una media del 30 pro ciento en 2009-2011, añade que los fundamentales podrían seguir deteriorándose por el actual escenario macroeconómico y que los riesgos de refinanciación también podrían presionar. Por todo esto el banco suizo tiene sobre la constructora-inmobiliaria una recomendación de neutral. Entre los peores se coloca también Criteria (-2,86 pro ciento), mientras que Inditex o Iberdrola Renovables se dejan en torno al 2,4 por ciento. Por su parte, Gas Natural, que propondrá este martes a sus accionistas ampliar los fondos propios de la compañía en 3.500 millones de euros para adquirir Unión Fenosa, recorta un 1,76 pro ciento. Además, el mercado cotiza que Gas Natural cuenta ya con hasta diez compañías interesadas en la compra de las centrales de ciclo combinado que el proveedor de gas está obligado a vender tras la adquisición de la eléctrica Unión Fenosa. Entre las interesadas estaría la rusa Gazprom.

En el mercado continuo, los avances más destacados se los anota en la apertura Cie Automotive, que experimenta alza del 7,44 por ciento, seguida del avance de Española del Zinc cercana al 6 por ciento. Elecnor se coloca en el lugar opuesto con una caída del 8,5 por ciento mientras que Bayer cede más de 7 puntos porcentuales. Pendientes también de Zardoya Otis, que pagará mañana un dividendo de 0,160 euros brutos por acción y baja en bolsa un 0,5 por ciento.

Tono bajista en Europa

El resto de plazas del viejo continente comienzan la sesión condescensos. El FT100 de Londres cede un 0,78 por ciento pese al desplome que sufren la mayoría de los bancos. Así, Barclays se deja un 12 por ciento, frente al descenso del 7 por ciento de HSBC o del 14 por ciento en Lloyds, en el que el gobierno podría tomar una participación de hasta 77 por ciento del conglomerado en la entidad tras acordar cubrir sus pérdidas por 260.000 millones de libras esterlinas (370.000 millones de dólares) de activos de riesgo.

Las caídas para el Cac 40 de París son del 1,01 ciento –en una jornada en la que el Banco de Francia estima que la economía del país entrará técnicamente en recesión con la caída del 0,6 por ciento del PIB en el primer trimestre de este año- y del 0,43 por ciento para el Dax Xetra germano. Con descensos del 1,32 por ciento se mueve el Eurostoxx 50 en un día en el que BNP Paribas sube un 2 por ciento, tras las declaraciones de su consejero delegado en el sentido de que confía en que el nuevo acuerdo al que se llegó con el Gobierno belga y Fortis Holding sea aprobado por los accionistas de Fortis, incluso si el mayor de ellos, la aseguradora china Ping, no lo hace. Entidades como ING suben un 2,8 por ciento y en torno al punto porcentual suman títulos como Deutsche Bank o SG.