Banco Pastor publicó hoy sus cuentas del tercer trimestre de 2009. Un beneficio de 120 millones de euros que supusieron un 29.3% menos que el obtenido en el mismo período del año anterior. Un trimestre “muy importante en el que venimos centrándonos en fortalecernos y tener un blindaje para un año que será muy crítico con el sector financiero”, declara Jorge Gost, consejero delegado de la entidad.
En declaraciones a Gestiona Radio, hay tres líneas que definen la fortaleza de una entidad “y creemos que hemos hecho una buena labor en todos y cada uno de ellos: capital, liquidez y reserva genérica”. Banco Pastor no ha realizado ninguna ampliación de capital “cuando la competencia ya lo ha hecho y presenta el ratio de capital más alto de la banca española”. Un factor que, junto a una reserva genérica de 422 millones de euros (máximos históricos) “nos permite blindarnos en la crisis y nos permite dedicarnos a nuestra vocación: orientarnos al cliente”.

Gost ha admitido que “el ratio de morosidad de la compañía se ha situado en el 4.88% pero lo más importante es que estamos viendo cierto grado de desaceleración”. La cobertura- resume el consejero – es del orden del 114% “y ahí es donde seguiremos trabajando mediante la ayuda a clientes y reconduciendo situaciones”

Y ¿sobre las fusiones? Gost es contundente: “lo mismo ahora hace diez años, no hay nada”. Su vocación pasa por ser un banco independiente, nacional y creciendo “por nuestros propios medios”. Entendemos que “dada la situación actual queremos dar un paso delante y dirigirnos a la sociedad para cubrir sus necesidades”.