El grupo inmobiliario Nozar ha interpuesto una querella contra el acreedor que le ha instado un concurso necesario, Avalatransa, por los delitos de estafa, alzamiento de bienes y delito contra la Hacienda Pública, que ha sido admitida a trámite por el Juzgado de Instrucción número 35 de Madrid. Así lo aseguraron los abogados del grupo presidido por Luis Nozaleda durante la primera sesión de la vista que celebra el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid para probar la solvencia o insolvencia de Nozar, en la que trataron de demostrar la falta de legitimación de Avalatransa para reclamar el pago de casi 249.000 euros, que le fueron cedidos por la empresa Arroyo de la Vega 2000.
En esa vista, los representantes de Nozar sostuvieron que "la actuación de Avalatransa es maliciosa porque no es más que un instrumento de Arroyo de la Vega 2000 para defraudar al Fisco, a la Seguridad Social y a los trabajadores", y para reclamar una deuda ficticia al grupo inmobiliario.

En concreto, aseguraron que Nozar contrató con Arroyo de la Vega 2000 varias obras, reteniendo ciertas cantidades de los pagos, que tuvo que emplear en terminar obras no finalizadas por la empresa, "obras abandonadas", y abonar cuantías no pagadas a empleados, a Hacienda y a la Seguridad Social.

"El importe total (reclamado) quedó extinguido por pagos hechos por Nozar a cuenta de Arroyo de la Vega. Esta empresa pretendía frustrar la función de garantía que tienen las retenciones y burlar y defraudar al Fisco, a la Seguridad Social y a los empleados", aseguraron los abogados de Nozar, que añadieron que "es una práctica crear una sociedad, llenarla de deudas y luego desaparecer. Puede que aquí hubiera algo parecido".

La legitimación activa del deudor es un requisito obligatorio para poder aceptar una solicitud de concurso necesario de acreedores y declarar insolvente a la empresa deudora.

Durante la vista, el grupo presidido por Luis Nozaleda se quejó de las "cargas de profundidad maliciosas" y el "descrédito" que le ha ocasionado la petición de concurso necesario de acreedores.