Noruega entró en recesión a pesar de los miles de millones de euros inyectados por el gobierno para revitalizar la economía, según las cifras publicadas el martes por la Oficina Central de Estadísticas (SSB). En el primer trimestre, el Producto Interno Bruto (PIB) noruego se contrajo en 1% según los datos provisorios del SSB, después de una caída -más pronunciada que lo anunciado anteriormente- de 0,8% en el cuarto trimestre de 2008. El gobierno afirma que destina un 3% de su PIB a medidas para relanzar su economía, un porcentaje muy superior al resto de los países occidentales que tienen márgenes presupuestarios más estrechos.