Nomura rebaja su precio objetivo de BCP a 0,63 euros desde 0,80 para reflejar la mayor presión en los márgenes de préstamo tras los débiles resultados del 1t. Subraya que los márgenes colapsaron en Polonia, mientras que la calidad de activos siguió deteriorándose. "Creemos que BCP todavía necesita significativas cantidades de capital para alcanzar el nivel de sus competidores", dice. Mantiene su recomendación de reducir. Entre los bancos portugueses, Nomura elige como favorito a BES.