El consejero delegado de Nokia, Stephen Elop, planearía una reorganización de gestión con importantes movimientos.


Entre los ejecutivos que pueden perder sus posiciones son Oeistaemoe Kai, director de desarrollo corporativo, Tero Ojanpera, jefe de los servicios, Mary McDowell, jefa de la unidad de telefonía móvil, y Niklas Savander, jefe de la unidad de los mercados, según publica hoy Bloomberg haciéndose eco de WirtschaftsWoche.