El grupo japonés de ocio electrónico Nintendo obtuvo un beneficio neto de 42.316 millones de yenes (316 millones de euros) al cierre de su primer trimestre fiscal (abril-junio), lo que implica una caída del 60,5% respecto al mismo periodo del ejercicio precedente, informó la compañía, que sufrió el primer retroceso en las ventas de su videoconsola Wii desde su lanzamiento en 2006.