Las ventas de Nestlé España alcanzaron los 2.077 millones de euros en 2009, lo que supuso un descenso del 2,7% frente a los 2.136 millones facturados en el ejercicio anterior, según informó hoy la multinacional, que achacó los resultados a la crisis y a la evolución negativa de algunos mercados de exportación. Las exportaciones de la firma, principalmente a otras empresas del grupo en Europa, descendieron un 8,3% y se situaron en los 307 millones de euros, una cifra que equivale al 15% de la facturación total.