NBI Bearings ha hecho público el avance de resultados correspondientes al primer trimestre de 2022, periodo en el que los ingresos del Grupo han alcanzado los 13,1 millones de euros, lo que supone un aumento del 27,5% respecto al mismo periodo de 2021. Todo ello representa un cumplimiento del 104,7% respecto al presupuesto trimestral (12,5 millones de euros). Según el comunicado, durante enero y febrero la demanda "ha mostrado síntomas de fortaleza, sin embargo en marzo y principios de abril ha comenzado a ralentizarse como consecuencia del impacto del conflicto en Ucrania".

Por otro lado, el EBITDA de este primer periodo del año representa un incremento del 10,4% sobre el mismo periodo del año anterior. Se ha situado en 2,3 millones de euros frente a 2 millones que se había fijado como presupuesto. El margen EBITDA (%) se ha situado en el 17,3% en comparación con el 15,5% de 2021 acumulado y el 11,1% del cuatro trimestre de 2021. Los ajustes implementados en todas las empresas del Grupo junto a los incrementos logrados en los precios de venta han conseguido mitigar el aumento descontrolado de los precios de las materias primas, los costes de la energía, los costes del transporte y la inflación en general. "Sigue sin observarse ninguna señal de moderación en dichas subidas, por lo tanto habrá que estar muy atentos a su posible efecto adicional en los próximos trimestres", aseguran desde la compañía.

El resultado acumulado antes de impuestos (EBT) sin excepcionales en el primer trimestre crece un 9,9% respecto al mismo periodo de 2021. EBT sin excepcionales ha alcanzado 978,1 miles de euros frente a 890,2 miles de euros del ejercicio anterior. El margen EBT sin excepcionales (%) en el primer trimestre se ha situado en 7,5% en comparación con -0,2% del cuarto trimestre de 2021.

Asimismo, el beneficio acumulado después de impuestos (BDI) de 2022 ha alcanzado 0,7 millones de euros frente a 0,6 millones del mismo periodo del ejercicio anterior y a -0,5 millones del último trimestre de 2021.

La deuda financiera neta (DFN) se ha situado en 19,4 millones de euros, lo que supone una disminución de 389,4 miles de euros respecto al cierre 2021. Durante el mismo periodo se han realizado inversiones por importe de 1,9 millones de euros. El ratio DFN/EBITDA 12m se sitúa en 2,8 veces. A cierre 2021 dicho ratio ascendía a 2,9 veces.

El objetivo de Ingresos para el segundo trimestre se sitúa en 11,8 millones de euros, "las incertidumbres siguen muy presentes en el mercado y se deberá cuantificar el efecto de la crisis de Ucrania", explican desde NBI Bearings. Además, la compañía se fija un objetivo EBITDA de 1,8 millones de euros, "los precios de las materias primas, costes salariales, transportes y energía continúan elevándose desproporcionadamente. Se siguen implantando medidas internas de ahorros de costes y se han logrado avances significativos en todas las unidades de negocio", afirman.