El banco galo ha elevado el precio objetivo de los dos grandes bancos españoles. En el caso de BBVA le ha otorgado un precio objetivo de 12,1 euros, desde los 9,8 euros y una recomendación de 'reducir', que dejan su potencial con dos puntos negativos. Sin embargo, para Santander el nuevo precio objetivo es de 12,7 euros, desde los 10,5 euros previos, su recomendación de 'añadir'.