El grupo británico de transportes por carretera National Express ha formalizado la compra de la empresa española Continental Auto, propiedad hasta ahora de la constructora española ACS, con lo que se convierte en el líder del transporte público en España tras la adquisición de Alsa en diciembre de 2005. National Express informó de que el grupo dispondrá de una flota de más de 2.100 vehículos para el transporte de 142 millones de pasajeros al año, gracias a la infraestructura de Continental Auto en ciudades, cercanías y transporte regional. El responsable ejecutivo del grupo National Express, Richard Bowker mostró hoy su optimismo sobre las oportunidades que presenta el mercado español de transporte y las posibilidad de futuro. La compra de la española Continental Auto asciende a 660 millones de euros, operación aprobada por el Consejo de Ministros el pasado 28 de septiembre, tras el preceptivo informe de la Comisión Nacional de la Competencia.