El presidente de Caixa Catalunya y ex vicepresidente del Gobierno, Narcís Serra, consideró hoy que la crisis inmobiliaria se empezará a "digerir" en 2009 pero "a corto plazo" los bolsillos de los ciudadanos "continuarán resintiéndose". En una entrevista de 'Els matins de TV3', Serra ha manifestado que la crisis financiera empezará a reconducirse cuando se sepan las pérdidas de los grandes bancos mundiales, y anunció que "el grifo del crédito se deberá ir abriendo con prudencia".