La estadounidense Motorola pretende concluir en el primer trimestre de su ejercicio fiscal 2011 su proceso de escisión en dos compañías independientes que cotizarán en bolsa.