Morgan Stanley ha recortado el precio objetivo de la eléctrica alemana E.On. La entidad coloca el precio de la acción en los 30 euros, frente a una recomendación anterior de 31 euros.