Los analistas de Morgan Stanley han elevado su recomendación sobre British Telecom a sobreponderar desde igual que el mercado y han fijado un precio objetivo de 150 peniques por acción. Nunca antes Morgan Stanley había aconsejado sobreponderar el grupo de telecomunicaciones británico. Dependiendo del éxito de la banda ancha, BT podría incrementar su cash flow en 1.900 millones de libras a largo plazo, alcanzando 1.500 millones en 2013, según Morgan.