El banco Morgan Stanley anunció hoy que ha acordado con el departamento del Tesoro de Estados Unidos la compra, por 950 millones de dólares, de una opción sobre acciones que le había otorgado dentro del programa de ayuda gubernamental a los mayores bancos estadounidenses. Esta entidad reembolsó al Tesoro el pasado 17 de junio los 10.000 millones de dólares que recibió del Programa de Alivio de Activos Depreciados (TARP, por sus siglas en inglés), después de que las autoridades reguladoras considerasen que disponía de una reserva de capital adecuada para afrontar un posible empeoramiento de la crisis económica.