Morgan Stanley ha elevado el precio objetivo de Deutsche Bank un 4,2% hasta los 50 euros. En la sesión del miércoles, las acciones de la entidad germana bajaron un 3,87% hasta los 46,41 euros.