Morgan Stanley ha aumentado el precio objetivo de Deutsche Boerse un 12% hasta los 75 euros. En la última sesión, las acciones de el holding retrocedieron un 1,7% hasta los 61,62 euros.