El rating de Ibercaja ha sido ratificado por la agencia Moody's, manteniendo la calificación de A1 (largo plazo), P-1 (corto plazo) y C+ (fortaleza financiera) con perspectiva estable, según el informe emitido hoy por la agencia de calificación crediticia. Para la agencia de calificación, las principales fortalezas de la entidad son la buena imagen de marca y el fuerte reconocimiento local, la consistente y exitosa estrategia de crecimiento, la buena diversificación de los ingresos recurrentes y la holgada posición de liquidez, caracterizada por una limitada y diversificada dependencia de la financiación mayorista y una sólida base de depósitos minoristas.