La agencia ha bajado el rating de la deuda subordinada e híbrida de Barclays y de HSBC. Moody´s ha degradado la deuda subordinada de la primera entidad a Baa1 desde A1, mientras que ha rebajado la nota de la deuda híbrida de la segunda a A3 desde A1. La perspectiva en el caso de ambos bancos es negativa debido a que la agencia considera que de producirse un desastre financiero, este tipo de deuda no estaría cubierta por las ayudas