La agencia de calificación crediticia Moodys ha advertido de que si las comunidades autónomas no dan mejoran sus posiciones fiscales y reducen sus déficits, podría rebajar sus calificaciones.

"Si las comunidades autónomas no llevan a cabo nuevas medidas para reducir sus déficits, sus calificaciones crediticias serán rebajadas". La agencia de rating Moody's ha vuelto a advertir de la frágil posición fiscal de las regiones que, en varios casos, hará que no consigan cumplir este año con el límite fijado por el Gobierno del 1,3% del PIB.

La agencia cree que varios gobiernos regionales españoles es probable que superen el objetivo de déficit del 1,3% del PIB marcado para 2011, debido principalmente, entre otras razones, al excesivo optimismo de las previsiones de ingresos en los presupuestos.

Moody's considera que las CCAA son "demasiado optimistas con sus previsiones de ingresos" mientras persisten las dificultades para reducir el "rígido" gasto en sanidad y educación.

"Si no se hacen nuevos ajustes, el déficit regional se desviará en un 0,75% adicional", advierte la agencia, que ve cómo se ha encarecido el coste de financiación en muchas comunidades que ya tienen perspectiva negativa para una posible rebaja de su 'rating'.

La entidad distingue dos tipos de comunidades autónomas. Las que tienen una nota de A (como Castilla-La Mancha, Cataluña, Murcia y Comunidad Valenciana), que se han desviado ampliamente de los límites de déficit y se espera que lo vuelvan a hacer, y las que tienen categoría de Aa. En este grupo se encuentran Andalucía, Castilla y León, Extremadura, Galicia, Madrid y País Vasco. En su caso, cumplieron con el objetivo de 2010 (o se desviaron mínimamente) y están ahora en una "posición razonable ante el objetivo de este ejercicio".