Montebalito, dedicada a la actividad fotovoltaica y a la gestión de patrimonio inmobiliario, ha retrasado hasta 2012 el pago de un dividendo de 0,46 euros por acción aprobado en diciembre de 2007 y cuyo abono no se pudo realizar en 2008, como estaba inicialmente previsto, por falta de liquidez. Según lo acordado en junta general de accionistas y remitido hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el dividendo se abonará antes del 31 de diciembre de 2012 y su pago se hará en efectivo o en acciones de la propia sociedad, además de poder ser fraccionado.