Tras la fuerte caída que experimentó Gamesa a lo largo del año pasado, podrían intentarse tomar posiciones largas.

Después de hacer suelo "Gamesa ha formado un soporte por debajo del cual se podrían intentar operaciones bajistas pero vemos que está formando mínimos mayores y los últimos máximos están casi a la misma altura. A partir de los cuales entraríamos largos con un objetivo en la zona de 7,05", dicen desde Golden Broker.