Los accionistas del grupo siderúrgico anglo-indio Mittal Steel celebran en Holanda una Junta Extraordinaria de Accionistas para aprobar la fusión de la compañía con su filial ArcelorMitall. Este es el primer paso del proceso de integración con el grupo europeo Arcelor. Si, como está prevista, la Junta de la anglo-india da el visto bueno a la integración, la holandesa Mittal Steel será absorbida por la sociedad luxemburguesa ArcelorMittal y, a continuación, esta última absorberá a Arcelor.
Estas dos operaciones darán como resultado la definitiva ArcelorMittal, cuya sede se mantendrá en Luxemburgo. La ecuación de canje en la segunda fase de la etapa de la fusión será de siete acciones de Arcelor por cada ocho de ArcelorMittal, ya que en esta ocasión no se pagará prima de control, como ocurrió en las primeras operaciones de integración. El cálculo de un nuevo canje ha sido necesario por la existencia de aproximadamente un 5% de accionistas minoritarios, principalmente fondos de inversión, que el pasado año no aceptaron la operación. Sin embargo, los fondos SRM Global Master Fund, Trafalgar Catalyst y Trafalgar Entropyestos no aceptan los nuevos cálculos y han llevado a la siderúrgica ante un tribunal holandés, que debe pronunciarse sobre el asunto mañana. ArcelorMittal considera que el proceso de fusión se ajusta a la legislación aplicable y está respaldado por los informes de evaluación de entidades financieras independientes. La previsión de la siderúrgica es que las acciones de la sociedad resultante empiecen a cotizar en los mercados a partir del 3 de septiembre y que los últimos aspectos de la integración, que ya está hecha en un 80-90%, se cierren en otoño de 2007.