La empresa estadounidense de software Microsoft hizo saber el viernes que no veía 'ninguna razón para aumentar' su oferta por el grupo de internet Yahoo, y que la semana próxima anunciará una decisión si el actual callejón sin salida se mantiene después del fin de semana. 'Yahoo sigue perdiendo terreno en el mercado de búsquedas por internet y su rentabilidad sigue bajando', comenta Chris Liddell, el director financiero de Microsoft, en una conferencia telefónica de presentación de los resultados trimestrales del grupo. Microsoft dio plazo hasta el 26 de abril a los dirigentes de Yahoo para aceptar su oferta de 44.600 millones de dólares. Liddell acusó a Yahoo de tener 'expectativas irreales de valor' y juzgó que la oferta de Microsoft ya es 'extremadamente generosa'.