Se mantiene la perspectiva bajista en el índice bursátil de Milán, el MIB 30, con la volatilidad como elemento protagonista.


El MIB 30 continúa siendo una de las referencias a vigilar si tenemos en cuenta que el centro de atención de los mercados financieros se ha girado hacia Italia. En este sentido, la volatilidad continúa siendo la tónica dentro del selectivo (ver repuntes del indicador ATR, Average True Range, en ventana inferior) y comienza a instalarse la falta de dirección a muy corto plazo; hoy el índice recupera casi todo lo perdido en la sesión de ayer.
De esta forma la cotización comienza a estabilizarse en la mitad del rango comprendido entre las referencias técnicas clave de medio plazo. Por la parte superior la anterior zona de apoyo y actual resistencia comprendida entre 19.007 y 19.050. Por la parte inferior el mínimo anual establecido en 17.410. Este comportamiento lateral no cambia nuestra perspectiva bajista de fondo ligada a la estructura de máximos decrecientes y las medias móviles cruzadas a la baja. De esta manera podríamos buscar cortos en los niveles actuales, próximos a 18.451, buscando el primer apoyo, 17.839, y con stop superiores a 19.050.