Metrovacesa ha sufrido un revés en el caso que le enfrenta a la francesa G2AM por haberse echado atrás en la adquisición de un edificio en París por 85 millones.
Ahora el tribunal de casación francesa anula una sentencia anterior que exoneraba a la constructora española de dicha compra. Según informó hoy Metrovacesa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), se ha estimado el recurso interpuesto por G2AM en base a alegaciones de naturaleza formal y el tribunal de apelación tendrá que volver a estudiar el fondo del asunto.