Metrovacesa considera que la salida del Ibex-35 propuesta por la CNMV no solucionaría los problemas de liquidez que está sufriendo el valor.
Sus acciones han subido cerca de un 60 por ciento desde el pasado 20 de septiembre, día en que finalizaron las opas rivales presentadas por Joaquín Rivero y Cresa Patrimonial, principales accionistas de la inmobiliaria, que han provocado que el "free-float" se sitúe por debajo del 15 por ciento. Paralelamente a las ofertas, en el mercado se produjo una fuerte actividad de títulos prestados, que apostaban equivocadamente por una caída del precio de la acción después de las opas. Esos títulos hay que comprarlos en mercado para devolverlos y en número superan el "free-float" de la inmobiliaria, lo que ha provocado una demanda permanente y una subida continuada en su precio, en una situación próxima al bloqueo. En este contexto, la CNMV ha propuesto al comité de expertos del Ibex que se replantee la pertenencia de la inmobiliaria en el índice "a menos que Metrovacesa o sus accionistas significativos adopten con rapidez las medidas precisas para resolver la situación de iliquidez que está perturbando la cotización de la acción".