El mercado neoyorquino se tiñe de rojo después de los resultados presentados por el banco de inversión Merrill Lynch –anuncia pérdidas de 2.310 millones de dólares- que ponen de manifiesto que la crisis subprime sigue de telón de fondo en el mercado americano. Las noticias positivas vienen de la mano de Boeing que ha aumentado un 61% su beneficio en el tercer trimestre. Los inversores también estarán atentos a los resultados de la petrolera ConocoPhillips, Dover y Quantum. En el apartado macroeconómico después de conocerse los datos de ventas de casas de segunda mano del mes de septiembre -cayeron un 8% en septiembre- la atención estará puesta en las reservas semanales de petróleo. Con todo ello en los primeros minutos de negocio el Dow Jones de Industriales se deja un 0,02% hasta los 13.673 puntos, el tecnológico Nasdaq cede un 0,88% hasta los 2.774 puntos mientras que el S&P 500 cae un 0,20% hasta los 1.516 puntos.
Poco después de la apertura se conocía el dato de ventas de casas de segunda mano de septiembre, que cayeron un 8% lo que supone su nivel más bajo en al menos ocho años. Las ventas cayeron hasta un ratio anualizado de 5,04 millones. Pero quien se lleva el protagonismo de la jornada es Merrill Lynch. El banco de inversión ha anunciado unas pérdidas crediticias por valor de 7.900 millones de dólares en el tercer trimestre, lo que supone su primer saldo negativo en seis años. La compañía ha comunicado en este mismo período unas pérdidas de 2.240 millones de dólares -2,82 dólares por acción- en comparación con el beneficio de 3.050 millones de 2006. La pérdida excede los 45 centavos esperados por el mercado, mientras que la firma dijo el pasado 5 de octubre que perdería, como mucho, 50 centavos por acción. Los inversores están castigando a Merrill Lynch que cede un 2,58% hasta los 65,39 dólares En terreno positivo se sitúa Boeing (+0,48%) . El segundo fabricante mundial de aviones comerciales ha aumentado un 61% su beneficio neto del tercer trimestre hasta los 1.110 millones de dólares -1,44 dólares por acción-. Las ventas aumentaron un 12% a 16.500 millones de dólares. Además, la empresa ha aumentado sus previsiones para el año. Otra compañía que no tienen fuerzas para subir es Amazon.com. La compañía presentó tras el pasado cierre sus resultados del tercer trimestre donde ganó 80 millones de dólares, cuadruplicando su beneficio neto frente al mismo período del ejercicio fiscal de 2006, en el que ganó 19 millones de dólares, gracias a las ventas de Harry Potter. A pesar de ello la mayor compañía en ventas por Internet recortó su previsión de beneficios y es castigada con importantes pérdidas del 12,36%. Wal-Mart también comienza en rojo y cede un 0,27% hasta los 49,81 dólares. La cadena estadounidense de supermercados ha anunciado que reducirá sus inversiones de capital destinadas a la apertura de nuevos establecimientos en el marco de su plan estratégico enfocado en mejorar el modelo de eficiencia de capital de la compañía. Además apuntó que las ventas crecerán a un ritmo del 9% en el presente año fiscal, desde aproximadamente un 12% el ejercicio precedente y que se situarán entre el 5% y 8% en los siguientes dos años. Por su parte Countrywide Financial, el mayor concesionario de créditos hipotecarios de Estados Unidos, ha comunicado el lanzamiento de una plan de refinanciación o modificación de hipotecas de unas 82.000 personas por valor de 16.000 millones de dólares. El objetivo de este programa es ayudar a las personas que tendrán dificultades en hacer frente a los pagos de la hipotecas a medida que encaren los reajustes de las tasas de interés a final de 2008 y evitar que pierdan su casa. La compañía pierde en la apertura un 2,99%.