Merrill Lynch ha recortado el precio objetivo de las acciones del banco italiano desde los 6,4 hasta los 5,9 euros. Los títulos de Unicredito perdieron en la última jornada un 3,26%, después de anunciar un descenso del 44% en sus beneficios durante los tres primeros meses del año.